martes, 20 de septiembre de 2016

LAS HOJAS CAÍDAS

                        
Sobre el suelo de la cocina se amontonaban las hojas del calendario que Soledad había ido retirando paulatinamente mes tras mes dejándolas caer como fruta madura

Siempre que pasaba a su lado la leve brisa que levantaban sus pies, las iba desplazando, lo que hacía que su radio de acción fuese cada vez mayor.
Habían pasado doce meses y aquella tarde asombrada por el espectáculo que este hecho le producía decidió ser valiente, cogió una al azar y leyó con voz tenue la anotaciones que figuraban escritas en el reverso.
FOTO DE DULCINEA

“Tengo que alejarlo de mi vida”.

Como impulsada por una fuerza desconocida fue leyendo una tras otra pero esta vez en voz alta:

“ No puedo permitir mas humillaciones
“ No lo soporto mas”
“ No puedo seguir así
“Tengo que ser fuerte y marcharme de su lado”
“Así no puedo vivir”
“Mi vida es un infierno”.

Cuando hubo leído todas las metió en una maleta y sin pensarlo salió de la casa. Al cerrar la puerta pudo oír su voz que a gritos la llamaba:
“ ¡¡¡ Soledad tráeme la comida !!!

El silencio fue su única respuesta.

jueves, 8 de septiembre de 2016

SOLO SEXO


Su padre le dijo desde muy pequeña que debería ser una mujer honesta y esta palabra le persiguió toda su vida.
No entendía porque, pero le retumbaba en su mente cada vez que abría la puerta a otro hombre con el que practicaba sexo sin más. Era tal su aflicción que cuando apareció él no se percató de que no era como los demás.

No le pidió sexo,solo le susurro palabras de amor que ella desconocía,y le miró a los ojos directamente transmitiéndole algo que le inquietó.
DIBUJO HECHO LÁPICES DE COLORES. PURI   
Ella le respondió que su servicio estaba bien claro, sexo y solo eso, sin nada más. No quería sufrir por amor, para eso no estaba preparada.

No quería sentir como sus pechos turgentes buscaban en el infinito alguna boca para deleitarse con ellos y así encender la pasión que tenía enterrada, ni verse envuelta entre unos brazos y percibir  un miembro viril buscando su vagina que humedecida se abra camino del placer. Para todo eso no estaba preparada.

No quería escuchar promesas de amor eterno, ni palabras lastimeras, ni necesitaba deshojar una margarita para cerciorarse de si era amor verdadero el que llamaba a su puerta, no y mil veces no, porque para todo eso no estaba preparada.

Por eso lo que ella ofrecía era solo sexo,  nada más.

domingo, 21 de agosto de 2016

DESCUBRIMOS EL AMOR

    En aquesta prisión me encuentro señora por hacer de vos una mujer feliz y satisfacer vuestros deseos carnales haciendoos ver que el cuerpo es merecedor de caricias y lisonjas y que no solo vuestro marido debe poseer.
    Me dijisteis una vez que solo habías conocido el sexo cuando él introdujo el suyo en el vuestro para su deleite ,mientras vos gemíais de dolor sin que por eso él detuviera sus envestidas cual animal en celo.
    Cuando os tuve frente a mi pude ver esa pena cabalgando a vuestro alrededor pidiéndome socorro cual náufrago busca un madero al que asirse para llegar a buen puerto y que teme no encontrar nunca.

    Señora yo seré ese madero os trasmití con mi mirada a lo que vos respondisteis con una sonrisa haciendo de mi el hombre más feliz de la tierra.
MUROS DEL CASTILLO DE SOTOMAYOR
FOTO DE DULCINEA
 Vos sonrojada por mi atrevimiento aún más hermosa estabais, cuando burlando la guardia pude acceder a vuestros aposentos y en silencio os poseí en la noche con la alcahueta de la luna como compañera que desde lo alto nos miraba.

  Los gemidos señora eran ahora de placer y sabedora de que el amor llamaba a vuestro corazón me dijisteis entre sollozos ”huyamos a vivir lejos os amo". Cubrí vuestra boca con un largo beso sabedor de que con él os brindaba mi despedida. 

   No seré yo quien consiga ablandar la cólera de vuestro esposo cuando sepa de nuestra huida y de mi atrevimiento al llevaros conmigo.

    Los muros amada mía tienen escuchas y fueron ellas la que le trasmitieron que la felicidad que vos irradiabais no era la que él os ofrecía sino la que en mis brazos habías encontrado

sábado, 6 de agosto de 2016

UNA MÁS POR FAVOR.

Sentada en la barra de aquel bar a altas horas de la noche ahogaba sus penas en agua con gas, mientras se dejaba llevar por el odio sabiendo que este no era buena compañía. Desenfundó los recuerdos y empezó a disparar en todas direcciones.

El primer impacto fue directo a la última noche que lo tuvo entre sus piernas, había sido memorable, los gemidos salían de sus bocas como ráfagas de metralleta que impactaban sobre la pared y de rebote regresaban a sus gargantas en busca de cobijo.

El segundo fue derecho al momento en que unidos por el deseo escondieron sus cuerpos entre las sábanas siendo conocedores de que tras ellas el amor estaba les estaba esperando.

DIBUJO A LÁPIZ 
El tercero más receloso, enfiló al lugar donde se habían conocido y se posó sobre el banco en el que las  farolas habían visto como sus bocas se unían en un prolongado beso.

El cuarto más ligero se dirigió al momento en que escuchó de sus labios un”te quiero" que le hizo ver las estrellas sabedora de que el Sol estaba en su zenit.

El quinto igual de potente que cualquiera de los demás busco cobijo entre sus lágrimas donde se habían anclado todas las respuestas que nunca deseó escuchar.

El sexto y último dio de lleno en su corazón y puso fin a una historia que nunca debió empezar.

Vaciada ya la recámara y con la congoja como compañera le pidió al camarero otra botella de agua con gas....para seguir ahogándose, mientras recargaba su arma.

domingo, 17 de julio de 2016

ESPEJISMO ( Cosas del calor )

Subió al autobús y al pasar a su lado le rozó con su sexo. Ella no se sintió ofendida porque en el fondo le había gustado,no se miraron esquivando así las palabras de perdón por el hecho acontecido.

El que fuera subiendo gente hizo que su proximidad fuera cada vez más exagerada hasta el punto de que ella sentía su respiración agitada lamiéndole la oreja.

DIBUJO A CARBONCILLO ( PURI )
Aquella situación que tantas veces había criticado ahora reconocía que le suponía un momento de placer del que estaba deseosa de sentir, si.... de tener un orgasmo dentro de un autobús con un pasajero desconocido con tan solo la erosión de sus cuerpos.

El calor era sofocante y su ropa empapada en sudor se mezclaba con el proveniente del cuerpo de aquel hombre. El tacto de sus manos paseando por las cimas de sus muslos, le erizó la piel, lo que hizo brotar la humedad en su sexo enaltecido por la lujuria del momento.

Nadie sabía lo que estaba sucediendo , solo un discreto suspiro llamo la atención de un niño que agarró la mano de su padre para dirigirse hacia la salida.
Vamos papá que esta es nuestra parada.


Ya en la acera el hombre se deja guiar por los ojos del niño.

domingo, 26 de junio de 2016

EL AMANTE

La noche obscura iluminada por la luna era propicia para el encuentro. Se sentó lo suficientemente cerca como para sentirlo llegar, sus muslos sedientos estaban preparados para recibirlo y poco a poco se fueron abriendo presintiendo sus envestidas.

Por su cuerpo desnudo un escalofrío recorrió toda su piel al tiempo que un murmullo alentador le invitaba a dejarse llevar por el deseo sin poner traba alguna.

FOTO DE DULCINEA - PLAYA DE SAMIL ( VIGO )
Cuando llegó sintió su lengua fresca lamiendo su clítoris, arriba y abajo una y otra vez hasta hacer brotar de su boca gemidos de placer. Clavó sus uñas en la arena en busca de un tesoro escondido en sus entrañas. Su sexo humedecido se brindaba abiertamente para ser su alojamiento.

De su boca abierta, salió un suspiro envuelto en olas de pasión que volaban por el cielo buscando donde posarse y él solícito, le respondió acariciando todo su cuerpo hasta empaparse de ella .

Podía sentir como la recorría cubriéndola hasta ahogar sus gemidos, solo deseaba tenerlo allí horas y horas sumiso a sus disposición, pero algo pasaba que ya no lo sentía cerca, su sexo aún sediento lo buscaba afanosamente pero él se había alejado.


Lo buscó entre la negrura pero la búsqueda era infructuosa, la obscuridad se había adueñado de la playa porque la luna celosa se cubrió con un manto de nubes para no ver como su amado le era infiel.

sábado, 11 de junio de 2016

AMOR EN LA SOMBRA ( SEGUNDA Y ÚLTIMA PARTE )

Como todas las tardes entró en el bar y de forma discreta echó una visual sobre los clientes que poblaban el local y allí estaba él, sentado como siempre absorto mirando al infinito. Buscó una mesa se sentó, colocó su bolso en la silla contigua y esperó ser vista por el camarero.
 Por lo poco que podía ver llevaba una camisa blanca y una corbata de rayas muy finas, todo ello cubierto por una chaqueta obscura. Un sombrero acorde con su edad descansaba sobre una silla a su lado.

En su cabeza los pelos se habían escapado y en su fuga habían ido pendiente abajo hasta apelotonarse en el borde formando una corona en cuyo interior lucía un limpio y brillante cuero cabelludo
.
Pensó,que feliz sería si la invitara algún día y saliera de ese mutismo en el que siempre está anclado,se sentarían juntos y ella podría verle directamente a los ojos lo que haría que estos le trasmitieran todo lo que su boca se negaba a decir.

 Ella era una anciana y las cosas del amor no estaban bien vistas a su edad, pero aún así ,deseaba sentir como su sexo se humedecía cuando le pidiera un beso a lo que ella solicita accedería, deslizando sus temblorosos labios sobre los de él, permitiendo que sus bocas se abrieran a un mundo de sensaciones ya olvidado.

Mientras ella sueña con aquel momento en que sus miradas se encuentren, él sorbe el café casi frío abstraído en sus pensamientos.

Sobre una mesa solitaria una rosa roja descansa en espera de que alguien la recoja  .Hoy uno de ellos no acudió a su cita como todas las tardes.