domingo, 2 de diciembre de 2018

CAUTIVOS

Su amor nació de un encuentro casual entre dos seres que estaban necesitados de cariño, uno de ellos merecedor de todos los honores ya que su puesto era el de monarca de un pequeño país y al que le habían impuesto una esposa  a la que no amaba . El otro era ella, la sumisa doncella que acompañaba a su señora ,la reina ,en todas las ocasiones.

En un cruce de miradas hablaron sin pronunciar palabra, en la boca de él un amago de sonrisa hizo despertar en ella lo que llevaba oculto en su corazón .

Pasillo interior Palacio de Versalles
Desconocedora de las consecuencias que aquello podría acarrearle se hizo la encontradiza por el  pasillo de palacio cuando él sumido en su desdicha paseaba en silencio.
—Perdonar señor mi osadía ,por dirigirme a vos envuelta en mi tristeza de mujer enamorada de un amor imposible.

—Decidme bella dama ,quien es el que os hace sufrir por amor y si puedo hacer algo por vos para remediar ese sufrimiento.

—Señor ,el que tiene mi corazón afligido por culpa de este amor es un hombre apuesto y noble que vive ajeno a mi desdicha y de la que no me considero digna de hacerle partícipe de ella.

—No sufráis mi bella dama, mi corazón igual que el vuestro sufre por falta de amor y debo someterme a los designios del cargo para el que fui elegido aceptando en mi lecho a una mujer a la que no amo.

—Pero señor ,vos sois el rey y como tal podéis amar a quien os plazca .
—Bella dama, os amaría a vos si con eso aplacara vuestra congoja, pero se que luego ese amor podría acarrearnos la desdicha .
—Si me amaseis mi señor ,me haríais la mujer más feliz de la tierra y por eso no dudéis en aceptar mi cuerpo como prueba de ese amor que os profeso.

—Mi bella dama, amémonos pues , sin pensar en mañana ,solo hoy y ahora , unamos para ello  nuestras bocas con  un beso como inicio de una pasión que nos invade.
 Se dirigieron a sus aposentos donde sus sexos se enredaron aplacando el fuego que los devoraba mientras sus manos surcaban las autopistas del placer.

Al día siguiente cada uno volvió a sus obligaciones , él a reinar y dar hijos para el reino y ella a servir a su señora y llorar por las esquinas la falta de su amor.

29 comentarios:

  1. La vida desde que te levantas es un contínuo decidir: si o no. Pero a veces se quiere todo, pese a que te cueste la felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuela, es cierto que pasamos la vida diciendo si o no a situaciones del día a día. Que sean acertadas las decisiones es lo mas complicado. Mis protagonistas se dejaron llevar por el momento y fueron felices ese rato las consecuencias de esa felicidad las asumieron después.
      Me agrada tu visita y leer tu comentario.Gracias
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  2. me gusta como vves la vida de tu vida de palabras
    como sentís lo que escibís
    como sos desde el alma
    y sin conocernos nps apreciamos mucho
    me encanta como escribis
    cuando quieras charlar te espero mil abrazos feliz diciembre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mucha, gracias por dedicar esas palabras tan entrañables hacia mi persona y mis escritos.Gracias por tu ofrecimiento para charlar, me pilla un poco lejos sino te invitaría a un café.
      Escribo según mi estado de ánimo,es él quien me trasmite las ideas.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  3. Obligaciones que hacen una vida infeliz.
    Besos Puri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfred, totalmente de acuerdo con tus palabras, esas obligaciones son una carga que en el caso de mi protagonista tiene que soportar con una sonrisa.
      Encantada de verte por aquí y de leer tu comentario. Gracias
      Besos
      Puri

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola Toño, hay cargos que tienen que soportar una dura carga , como es el caso de mi protagonista.
      Te agradezco la visita y el comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  5. Es lo que tiene eso de ser rey. Se está mucho mejor de plebeyo, no vaya usted a comparar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema, completamente de acuerdo, no hay como ser del pueblo y vivir a tu aire.
      Te agradezco que hayas dedicado un rato de tu tiempo a pasar y comentar.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  6. Generalmente, la realidad es más dura que la ficción. La mayoría de los poderosos toman por la fuerza, o aprovechándose de su situación de superioridad, a las bellas jóvenes de palacio. Y luego las suelen abandonar como se deja en un rincón al juguete roto. De bastardos está la corte llena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cayetano, es un mundo el de la corte muy corrompido en todos los sentidos. La situación de algunas damas era complicada, vivían sometidas al mandato y gusto de monarca de turno y contra eso nada podían hacer.
      Gracias por pasar y comentar.
      Un saludo
      Puri

      Eliminar
  7. Está claro que el amor entre diferentes clases sociales en la Edad Media solo era factible en los cantares de los trovadores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kirke, como tu dices los trovadores eran los encargados cantar al amor , luego que ese amor fuera posible era otro cantar.
      Gracias por dejar huella de tu paso con ese comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  8. Un relato muy tuyo, Puri. A veces el amor no lo puede todo, en realidad casi nunca. Pero también es cierto que las más bellas historias de amor suelen ser las más efímeras. A este rey y sirvienta siempre les quedará esa noche inmaculada, sin rutinas y discusiones que la afeen. Me encantó, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HolA David, lo que está claro es que lo vivido por estos dos en su momento fue bonito porque los dos lo necesitaban, las consecuencias de este hecho ya las sabían antes.
      Estoy de acuerdo en que lo efímero suele ser lo mas bonito, no da tiempo a complicarse .
      Gracias por dejar tu huella en forma de comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  9. Siempre les quedará esa noche... aunque quizás para ella que estaba muy enamorada, no sería suficiente.

    En momentos parecía que los veía en ese precioso pasillo del Palacio de Versalles, me ha gustado mucho Puri. En qué mundo vivimos, que ni siquiera alguien como un rey es libre del todo. Yo prefiero la libertad a todo lo demás... ¡Besitos guapísima!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lua, el amor de esa noche es irrepetible, les quedará para el recuerdo . Los monarcas de entonces lo tenían complicado ya que era mas importante el reino que ellos mismos y el amor de una plebeya era algo impensable.
      Me agrada que pasaras y dejaras tu comentario.
      Besos amiga
      Puri

      Eliminar
  10. Pero lo comido y lo bailado no se los quita nadie. Algo es algo, digo yo jeje
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julio D. está claro que lo comido nadie se lo quita, vivir el momento es lo mas importante.
      Gracias por dejar tu huella en forma de comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  11. Lástima que, por obligaciones, no se pueda disfrutar del amor verdadero.
    Un buen relato. Un placer leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, es lo que tienen las obligaciones que te privan de hacer tu voluntad .
      Encantada de que pasaras por aquí y dejaras tu comentario.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  12. Hola Puri , un relato muy real tanto como la vida misma , ahora comprendo como en aquellos años había tantos hijos "No reconocidos" por los reyes , unos por que pagaban en secreto su manutención por miedo a un gran escándalo y otros por que la madre no quería problemas y cargaba con la crianza de su hijo ,un relato muy bueno , me a gustado mucho te deseo un feliz puente , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, es una realidad que vivieron muchas mujeres en aquella época al servicio de los monarcas caprichosos y ellas sumisas obedecían aunque en el caso de mis protagonistas los dos estuvieron de acuerdo en dejarse llevar por el deseo de estar juntos.
      Te agradezco tu visita y tu comentario.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  13. Te ha quedado muy bien este giro final, Puri.
    Una mujer desdichada que nació en el lugar y tiempo equivocado.
    Y lo que no debió ocurrir en el camino cambia, a lo que nunca se ha esperado.
    Besos, Puri!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miquel, gracias por venir hasta aquí y dejar tu comentario.
      La protagonista sufría por un amor imposible, pero por lo menos se dio el gusto de saber que el monarca también sufría por amor. Al final los dos lo pasaron bien un momento, luego las cosas volvieron a su cauce normal.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  14. Hola Puri, cuantos casos como el de tu relato se han dado y siguen dándose hoy en día en muchos países, tanto para ellos como para ellas sobre todo para ellas, en tu relato aunque no acaba como nos gustaría:), al menos tienen esos momentos para recordar o para llorar mas aun lo que no pueden tener, muy buen relato nos dejas como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Qué pena no poder escoger la persona a la que amar, y que sea autoimpuesto. Por lo menos tendrán ese momento para el recuerdo, y quién sabe si también muchos más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. tus escritos hilvanan las palabras.Las vas cociendo de apoco de una manera bella
    Me gusta estar acá con vos y tus letras
    abrazos de navidad querida compañera

    ResponderEliminar