domingo, 5 de noviembre de 2017

SUCEDIÓ UNA NOCHE.....

Estaba encerrado en aquella mazmorra por culpa de un duelo en el que tuvo que batirse, al ser mancillado el cuerpo su amada
Soportaba aquel cautiverio con la sola idea de salir para deleitarse con su mirada , a la que temía enfrentarse por no saber como responder a sus desdenes.


FOTO DE DULCINEA
Era su cuerpo un templo para el goce del que muchos hacía uso decían las bocas sedientas de lujuria, pero él la veía limpia y transparente, a la que solo un rumor salpicaba como agua ponzoñosa ,deshaciendo lo que la madre naturaleza había creado a la imagen de un ser angelical.

Aquella noche la vio salir sin su aya camino de su perdición sedienta de amor para caer en los brazos de aquel , que no era digno de ser considerado un hombre de bien.
La espió entre las rejas viendo para su desdicha , como su cuerpo retozaba entre las sábanas y su sedienta boca buscaba con afán donde calmar su sed.

Sus ropas abandonadas por el suelo , eran como lágrimas que surcaban senderos desiertos por los que vagaba su pena y aquella visión de su amada desnuda ,enervó sus fuerzas exhalando un gemido que alertó a los amantes ,rompiendo la magia del momento.

—¡¡¡¡ Quien sois !!! se escucha desde el interior
—¡¡¡¡ Un hombre enamorado!!!responden desde el exterior.
—¡¡¡¡ Y que queréis !!!! preguntan desde el interior
—¡¡¡ Informaros, que esa dama que albergáis en vuestra cama es mi amada .Salid si sois hombre y dar la cara.!!!


Acto seguido en el silencio de la noche se escucha el crujir de las espadas en alto y los sollozos de una dama pidiendo auxilio.

36 comentarios:

  1. querida me intrigas con tu juerga de escritora
    Lo haces tan bien.....quizás no siquiera te des cuanta de eso....
    Un placer pasar por aca
    y deleitarme con tus estradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucha por tus palabras, me alegra mucho que te guste mi forma escribir .
      El placer es mío recibirte por aquí.
      Abrazos
      Puri

      Eliminar
  2. Andamos en lo mismo
    estamos enteras...:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha una vez más mi agradecimiento a tu visita,es un gusto leer tu comentario.
      Mas abrazos
      Puri

      Eliminar
  3. Por la buena disposición de la chica a ser mancillada, no parece muy justificado el duelo.
    Buen relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema, la chica tenía buena disposición para uno si y para otro mas bien no, pero este último no lo sabía.El duelo nace como consecuencia de un desafío.
      Gracias por venir a dar una vuelta por aquí y dejar tu comentario.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  4. Mucho amor para quien al parecer no se lo merece.
    Un bonito relato narrado con tu hermoso hacer.
    Un abrazo Puri, y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elda eso siempre pasa, a veces se da amor y a cambio no recibes nada.Cosas del querer que diría un poeta.
      Gracias Elda por tus palabras tan cariñosas hacia mi relato,así da gusto escribir.Me alegra verte por aquí.
      Un abrazo y buen fin de semana.
      Puri

      Eliminar
  5. Realmente el amor es ciego y, en este caso concreto, imprudente. Un honor que supone, equivocadamente, mancillado le lleva a pasar un largo tiempo entre rejas. Espero que le sirva de escarmiento y que la próxima vez elija mejor a su amada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoja Josep, el amor siempre será ciego, y en este caso como tu dices imprudente o atrevido que diría yo. Es lo que tiene que a veces ves amor donde no lo hay y eso le pasó a mi protagonista y las consecuencias son las que vemos.
      Un gusto recibir tu visita y leer tu comentario. Gracias.
      Un abrazo.
      Puri

      Eliminar
  6. Hola Dulcinea, el amor y sus consecuencias....
    Gracias, pasa buen día, besos rotundos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo D.Vito, es lo que tiene el amor que a veces te equivocas y ves lo que no hay.
      Me alegra tu visita y tu comentario.Gracias
      Besos
      Puri

      Eliminar
  7. Nadie es propiedad de nadie. Eso sí: el duelo por una causa siempre será un tema romántico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayetano, en aquella época los duelos por amor estaban a la orden del día,y las damas mancilladas también. Eran otros tiempos no cabe duda.
      Tu visita y el comentario te los agradezco mucho.
      Un saludo
      Puri

      Eliminar
  8. El amor romántico tiene una infinidad de virtudes, pero también tiene su lado oscuro; y es que nos vuelve posesivos.

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julio David,es lo que tiene querer mucho, que puedes llegar a privar de libertad al otro y así las cosas no funcionan bien.
      Pero la época en la que transcurre mi relato esos lance por amor eran habituales.
      Gracias por acercarte a comentar, un gusto recibirte por aquí.
      Saludos.
      Puri

      Eliminar
  9. Sables, duelos de honor... toda una parafernalia de cómo se concebía el amor en otras épocas. No echo de menos los duelos pero sí las cartas de amor, ahora no es lo mismo.
    ¿Cuándo se inventarán los WhatsApp perfumados?
    Besos, Puri!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miquel, si nos situamos en la época los duelos por amor eran normales.
      Las cartas de amor pasaron a la historia, ahora solo pasan por el buzón las cartas del banco.
      Yo también anhelo las cartas de amor, que tiempos aquellos que se miraba al buzón por si tenías carta de tu amado uff.
      Eso de los WhastApp perfumados está bien,seguro que algún friki informático lo inventa.
      Un honor recibir tu visita, y tu comentario Miquel.Gracias
      Besos Miquel!
      Puri

      Eliminar
  10. ¡Hola Puri!
    Un pretendiente enamorado a tal punto que perdió la razón y cual mentecato dió con sus huesos en prisión.
    Y una interesante moraleja que se deduce de tu buen relato: "el amor es tan ciego, como para cometer cualquier locura".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella, esos pretendientes en aquella época eran habituales, así como los duelos por la honra de las mujeres.
      La moraleja que dices está vigente, y es que el amor a veces nubla la razón y deja libre al corazón.
      Gracias por acercarte a dejar tu comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  11. Las cosas del amor...

    Buena historia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer como siempre Amalia recibirte por aquí y leer tus palabras tan agradables hacia mi relato.
      Gracias.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  12. ¡Qué bien se te dan estos relatos, Puri! De amores y pasiones se escriben los versos, pero también las tragedias. Me encantó. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, amores, pasiones, tragedias y poetas suelen ir unidos.Las consecuencias de esa unión son de lo mas variopintas.
      Gracias por venir a dar una vuelta por aquí y dejar tu comentario.
      Un abrazo
      Puri

      Eliminar
  13. Por mucho menos se retaban a duelo en otros tiempos o se acababa en la mazmorra para toda la vida. El relato viene a cuento en este mes de noviembre tan becqueriano...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen en aquella época como tu dices los lances de amor eran habituales y de ahí las consecuencias,unos en el cementerio y otros en la mazmorra.
      Precisamente escogí este tema por la fecha en que estamos.
      Gracias por venir y comentar.
      Un saludo
      Puri

      Eliminar
  14. Unos mandobles por alguien que solo quería retozar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ALfred, era cosa de la época, ella quería retozar con uno y no con el otro y de ahí el resultado.
      Me alegra recibir tu visita y leer tu comentario.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  15. Pobre aquel que no quiera ver lo que tiene delante, como en tu relato, qué lástima.
    Me ha gustado mucho Puri.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene, eso fue lo que le pasó a mí protagonista, y de ahí las consecuencias. Las cosa no eran como él pensaba. Cosas del amor que es ciego.
      Un gusto recibir tu visita y leer tu comentario. Gracias
      Besos
      Puri

      Eliminar
  16. Las cosas del medievo. Esas damas perfectas y virginales, muchas veces, sólo eran virtuosas en la imaginación de sus amados.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ambar, eso es precisamente lo que le pasó a mi protagonista,la veía virtuosa y al parecer lo era. Cosas del amor que diría el poeta.
      Me alegra recibir tu visita y leer tu comentario.Gracias.
      Besos
      Puri

      Eliminar
  17. Amores y honores. La pasión puede a los dos. Bonito relato Puri que nos transporta al medievo.
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  18. Hola Gumer, la pasión siempre acelera los hechos,y luego alguno sufre las consecuencias sino que se lo pregunten a mi protagonista.
    Gracias por venir y comentar.
    Besos y buen domingo
    Puri

    ResponderEliminar
  19. Ay, esas damas virtuosas que arrastran a los hombres a hacer cosas tan absurdas como batirse en duelo... Ayyyyy, que tiempos...

    ResponderEliminar
  20. Todo lo arreglaban batiéndose a muerte Puri, bien loco lo debía de tener.

    Besos.

    ResponderEliminar