jueves, 11 de julio de 2013

MALDITO DESPERTADOR

El despertador taladró como todas las mañanas la cabeza de Lucas, éste alargó su brazo para asesinar aquel ruido y declararse culpable de aquel acto-
_Tendré que cambiar de reloj y conseguir uno que me despierte con música celestial,- comenta con su mujer que dormitaba a su lado.
De seguido se levanta y va en busca de la aventura diaria que le proporciona su aseo personal . La ducha es una sorpresa, ya que puede encontrarse inmerso en el frío de Siberia o en el calor del Sahara. Una vez resuelta la incógnita sale de su casa en dirección al trabajo. El tráfico era espeso pero fluido  y sin motivo aparente aquella fluidez se ve de pronto ralentizada, obligando a Lucas a disminuir la velocidad hasta que tuvo que parar .
_¿Que sucederá?,la cosa no está como para salir a averiguarlo, está lloviendo de forma importante.
De repente vislumbra entre los coches a una mujer desnuda corriendo y con los brazos en demanda de auxilio. Conforme se va acercando a su campo de visión descubre algo que le hace exclamar.
!!! Está llamando por mí¡¡¡¡
Ante aquella visión opta por refregarse los ojos y pensar si todo sería un sueño, pero su respuesta es inminente:
-No estoy soñando, recuerdo el agua de la ducha sobre mi piel y el sonido asesino del despertador que mata mis sueños.
La mujer sigue su curso entre los vehículos y Lucas teme el momento en que se acerque al suyo.
_Una mujer desconocida, desnuda en plena autopista y llamándole es lo último que desearía ver, pensando por otro lado en que alguno de aquellos conductores que le acompañaban pudieran conocerlo.
Volvió a cuestionarse si todo sería fruto de un mal sueño, eso sería lo ideal , comenta pellizcándose la cara para corroborar su pensamiento.
-Lucas, Lucas, es ella que llama a través del cristal .....
_Lucas cierra la mampara por favor que sale al agua fuera.
Su mujer se había introducido en el baño y su sueño había sido asesinado por un despertador.

10 comentarios:

  1. Los límites del sueño y la vigilia son tan tenues que uno no debe despistarse. El despertador, con su ruido maltrata nuestras imágenes oníricas más deleitosas, y la ducha, con sus cambios bruscos de temperatura, acaba con nuestros sueños más ardientes.
    Todo es torpeza a esas horas.
    Un beso, Dulcinea
    Juan M

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, es que hay despertadores a los que es mejor asesinar, sobre todo si estás en el mejor de los sueños,disfrutando, gozando, en fin soñando. Que mundo el de los sueños ¿ verdad? tan real en su momento y tan efímero despues cuando despertamos.
    viva la torpeza mañanera.
    Un beso D. Quijote ( Juan manuel S)
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy más bien Sancho, pero me encanta.
      Un beso
      Juan M

      Eliminar
  3. Hola, Dulci.
    Da igual la música que le pusieras porque el despertador sería igual de atroz...
    Un beso y a ver si nos hacemos ricas y nos despertamos cuando nos de la gana.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario, no se pero eso de hacernos ricas por mi parte lo veo bastante difícil, sobre todo en los tiempos que corren,y lo despertarnos cuando nos de la gana lo dejaremos para el domingo, que ese si que es el dia por excelencia.No hay despertadorrrrrrrrrrrrrr jejeej.
    Un beso desde Vigo.
    Puri

    ResponderEliminar
  5. Hola, lo primero decirte que el nombre que has elegido me parece genial, Dulcinea, y luego sobre tu relato, decirte que juegas con la realidad y la ficción, en esos momentos que todos andamos perdidos, justo cuando suena el despertador y no sabemos si asesinar a alguien más que a ese relojito.
    Me alegro de leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Asun por tu comentario, tienes toda la razón y de ahí mi relato, tantas mañanas se despierta uno pensando en ser un asesino de relojes, cuando el sueño era mas real que la realidad, pero en fín luego aparece alguien como le sucede a mi protagonista y todo se desvanece.
    Un saludo desde Vigo y pasaré por tu blog.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó decirte que la cabecera es perfecta, ser tu perro quien te cuente historias a ti, genial de verdad.
      Y ahora mismo te envidio, quién pudiera estar a la orilla del mar, ya sabes vaya, vaya, aquí no hay playa.(en Madrid)
      Besos

      Eliminar
  7. Puri, muy bueno relato , me gustó mucho la fluidez y la manera de contarlo. Un fuerte abrazo, Sotirios.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Soti por dejar tu comentario tan veraz y cariñoso.
    Un abrazo Soti

    ResponderEliminar